Painel Internacional de Parlamentares para Liberdade de Religião ou Crença

Carta para la Libertad de Religión o Creencia

En noviembre de 2014, la carta fue firmada por más de 30 parlamentarios de todo el mundo en el Centro Nobel de la Paz en Oslo, Noruega. La Carta reconoce los objetivos y valores comunes de los parlamentarios participantes y es una expresión del compromiso de promoción a libertad de religión y/o creencia para todos.

Carta para la Libertad de Religión o Creencia

Considerando que las graves violaciones de libertad de religión o creencia siguen ocurriendo en todo el mundo, perpetradas ora por gobiernos, ora por actores no estatales;

Considerando que los estudios apuntan para un aumento de restricciones a la libre prática de la religión o creencia, una vez que la mayoria de la población mundial vive en paises donde la libertad de praticar su fe pacificamente es limitada;

Considerando que un número cada vez mayor de gobiernos, instituiciones internacionales y organizaciones no gubernamentales están reconociendo esa crisis emergente y comprometiendo recursos para asegurar un mayor respeto por esa libertad fundamental;

Considerando que la libertad de pensamiento, de consciencia y de religión es un derecho humano universal, estabelecido e irrevogable, consagrado en los tratados internacionales de las Naciones Unidas, convenciones de los organismos regionales y constituiciones nacionales;

Los signatários REAFIRMAN:

  • Lo artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que declara “Todo el hombre tiene derecho a la libertad de pensamiento, consciencia y religión; ese derecho incluye la libertad de cambiar de religión o creencia y la libertad de manifestar esa religión o creencia, por lo ensino, por la pratica, por el culto, y por la observancia, isolada o coletivamiente, en público o en particular”.
  • La libertad de pensamiento, de consciencia y de religión y creencia es un derecho humano inalienable, abarcando el derecho de profesar o no cualquier fe o creencia, de cambiar de creencia, y de ser libre de coerción para adoptar una creencia distinta.
  • La libertad de religión y creencia es un derecho humano singular, y debe ser plenamente exercido y gozado así como otros derechos, tales como la libertad de expresión, de reunión, de educación y de circulación.

Los signatários se COMPROMETEN a:

  • La promoción de la libertad de religión o creencia para todas las personas, mediante su trabajo y respectivas instituiciones;
  • Reforzar la coperación global, esforzándose para trabajar en todas las líneas geográficas, políticas y religiosas;
  • Empreender esfuerzos para la promoción, en conjunto, de la libertad de religión o creencia, compartir informaciones y mobilizar respuestas efectivas.

*Los parlamentários apoyan esa declaración de principios a título personal y no como representantes de su gobierno, partido político o cualquier otra endtidad.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario